Recorrido del agua

Siendo Segura una villa medieval, es remarcable la importancia que tendría el agua en la vida intramuros, de ello son testigo hoy día la gran cantidad de pozos que hay en el pueblo. Aún y todo, tan importante como tener agua dentro de la villa era tenerla fuera, ya que era un recurso indispensable. Además, los diferentes oficios que constituyeron la economía de Segura también tenían lugar allí, como por ejemplo las ferrerías o los molinos. Sigue leyendo

Hoy en día, sin obviar la época en la que el agua era fuente de vida, en Segura se puede realizar el recorrido denominado recorrido del agua. En ese trayecto, se pueden ver los restos que la historia de Segura a dejado a orillas del río Oria, y de este modo se puede entender el desarrollo de la villa y el propio pueblo: el recorrido comienza en el propio portal de Zerain, desde el cual se dirige hacia el valle de Madura, lo que en una época era la zona de extramuros. El trazado continúa en el bidegorri que hoy día comunica Segura con Zegama, no sin antes pasar por la presa de Segura y la antigua calzada.  En ese tramo encontraremos los resto de la picota de Liliriku (columna de piedra, lugar  donde se exponían públicamente en otra época las cabezas de los ajusticiados) y la ferrería de Arrabiola, punto este último de retorno otra vez hacia el pueblo de Segura. El camino de vuelta se realiza siguiendo la otra orilla del río Oria y aquí encontraremos entre otras cosas lavaderos, acequias, el molino de Armaola y la ermita de San Andrés, emplazamiento importante en la historia de Segura,  para acabar el recorrido entrando desde el portal de Arriba, hasta llegar, transitando todo el arrabal, a la ermita de Santa Krutz.

Horario: para reservas llamar a la oficina de turismo (943 80 17 49).

Duración: hora y media (4,6km)

Grupo mínimo: 15 personas

Precio: 3 €

Haz tu reserva